Mostrando entradas con la etiqueta Riba-roja. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Riba-roja. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de abril de 2013

CUIDADO, PELIGRO

Estos últimos días ha hecho bastante viento en Valencia, más en concreto por la zona de Loriguilla. El pasado sábado saqué una de las plantas de la terraza y la metí en casa. Este año el viento ha acabado con dos plantas de pimiento de padrón y dañado otras dos, así que ahora intento protegerlas. Poco después de retirar la planta de la terraza y cerrar la puerta vi una enorme cantidad de insectos (ver foto siguiente), después caí en la cuenta de que volaban desde la planta (ver vídeo adjunto).

Los insectos eran muy pequeños para distinguir su forma a primera vista, por lo que utilicé un objetivo macro... y lo que vi me pareció muy inquietante. Ver la fotografía que sigue al video.

PLAGA INSECTOS
Cientos de insectos en la ventana de la sala de estar



PLAGA INSECTOS
El insecto parece una avispa

Unas cuantas fotos más (haciendo clic se pueden ampliar en flickr):

PLAGA INSECTOS
Detalle posados en la ventana


PLAGA INSECTOS
En la planta, estaba hasta arriba de insectos

La verdad es que la carambola de decidir resguardar la planta me ha dado la posibilidad de escribir esta interesante entrada. No sé si los insectos son avispas, pero se parecen mucho. Una vez finalizada la sesión de fotos fumigué la planta con un insecticida, vigilaré que no vuelvan a aparecer. Por otra parte aunque anoté en el tiesto lo que planté no sé qué planta es exactamente porque el rótulo se ha borrado. Para finalizar eché un vistazo en el interior, entre las hojas en lo que sin duda sería, visto desde fuera, la imagen de una película de serie B, pero no vi ni me atacó nada.

A ver si alguien se anima y me confirma qué tipo de insectos era (sigo pensando que son avispas, y menos mal que no eran grandes...).

sábado, 30 de marzo de 2013

CENTAUREA AZUL

Llega la primavera a Valencia y se nota en lo rápido que las plantas crecen. Puse la siguiente fotografía hace unos días:

Planta de centaurea azul, viva aunque no lo parezca

El aspecto de la planta era un poco lamentable, ahora está así:

Planta de centaurea azul
Detalle de la flor
A punto de eclosionar...

En breve se llenará de flores con un brillante color azul (ver esta entrada para más fotos de centaurea).

domingo, 21 de octubre de 2012

TIME LAPSE EN RIBA-ROJA

Me había bajado bastantes programas de fotografía de los miles que hay para iPhone y hoy tocaba probar uno de ellos que permite hacer un vídeo a partir de varias fotografías, un time-lapse como lo llaman los anglosajones. El programa es Lapse-it y el resultado, aprovechando el mal tiempo que está haciendo estos días por aquí se puede ver a continuación:



En total 211 fotogramas tomados en 52 minutos.

domingo, 5 de febrero de 2012

MANTENIMIENTO EN EL PARQUE

En esta entrada mostraba los árboles que planté hace un tiempo en Riba-roja, tenía inicialmente ciertas dudas de si aguantarían y del mantenimiento que se haría en la zona. El fin de semana pasado pasé por allí y vi esto:

El primero de los árboles, podado y partido...

...o quizás no es partido, parece un injerto
En este primer árbol, da la impresión de que han intentado corregir la orientación del tronco. El segundo aparece así:

Estado del segundo árbol, completamente podado
En resumidas cuentas, han hecho labores de mantenimiento, en verano volverán a estar frondosos.


lunes, 29 de agosto de 2011

AUNQUE PAREZCA MENTIRA

Lo que antes (23/4/2011) estaba así:

Ahora está así (27/8/2011):


Un detalle de la zona que se partió tal y como está ahora, se ven las tres fuertes ramas que han surgido del tronco central, en color más oscuro:


Y por último, el aspecto del árbol más grande, que es el que mejor se está desarrollando de la plantación que se hizo en su día (se ve mi brazo en la foto, me pasé con las tijeras ;-)).


No quedan muchas de las plantas más pequeñas:


Y el parque en ciernes de aquel día antes de las elecciones ha quedado olvidado, cubierto por malas hierbas, con las pequeñas plantas prácticamente desaparecidas, salvo raras excepciones como la de arriba (es bastante probable que alguien se haya molestado en regarla).

Por suerte, en noviembre hay más elecciones, ¿retomarán "el proyecto"?

lunes, 16 de mayo de 2011

UNA PECULIAR BATALLA

Una batalla entre yo mismo... y unos gorriones bastante cabezones.

Llegué a mi casa en Valencia y me dijeron los vecinos que tenía un nido en la canaleta del aire acondicionado. Al entrar vi en la terraza un polluelo muerto, imaginaba que habría más crías. No es que me disguste la presencia de pájaros y de nidos, hace años crié canarios y era realmente interesante. Sin embargo, es evidente que una canaleta de cables y tubos no es un lugar donde se pueda permitir a la naturaleza que se desarrolle a su libre albedrío, podría averiar la instalación.

El caso es que hace un tiempo debido al viento se quitó la tapa lateral que cerraba la entrada de los tubos y cables del aire acondicionado a la casa. Estos cables estaban tapados por una canaleta de unos 30 centímetros por diez por cinco, ideal para hacerte un nido, si eres un gorrión y tienes por donde entrar.

Los pájaros tenían donde entrar: la abertura de la tapa que se me había caído y como descubrí después, también por la parte de atrás de la canaleta general de subida, cuya tapa también se había llevado el viento.

Sin perder tiempo, el sábado por la mañana quité la tapa frontal de la canaleta y eliminé el nido y limpié la canaleta de los cables como mejor pude, coloqué la tapa frontal y también la lateral que tenía aparcada en un cajón y la sellé bien con cinta de precinto. Misión cumplida. 

Pues no. Observé que los pájaros seguían asomándose con bastante frecuencia y estaba sentado en el sofá cuando veo a un pequeño pendejo con una ramita en el pico mirando hacia el nido, "mi caaaasaaa". Levanta el vuelo y va hacia allí, me levanto yo, miro y veo que está en la parte de atrás de la canaleta donde comprobé después que había hueco. Maldición, esto era el sábado por la tarde y yo estaba tan tranquilo. Decido resover el problema. Busco algo para ahuyentar a los pájaros y encuentro cable telefónico, corto un tramo y lo coloco en el interior donde había hueco, a modo de terrorífica alambrada, fijo los extremos del cable para que no se salga con cinta de precinto. Perfecto, misión cumplida, ahora sí.

Pues no. Llega el domingo por la mañana, me pongo a leer el periódico y vuelvo a apreciar una inusual actividad en la terraza, con el gorrión con cara de circunstancias e inquieto. Me asomo y observo que han comenzado a sacar mi superalambrada. 

Cojo la cinta de precinto, un tubo de silicona, la pistola para aplicarla, abro el tubo, pruebo la pistola y resulta que la palanca de metal al apretar para que salga la silicona cede, es decir, se dobla y ni aprieta ni sale la silicona, los pájaros y los elementos contra mi.

Corto el tubo de silicona y con una espátula aplico a la zona que sello nuevamente con cinta de precinto y ahí quedó todo. Imagino que ya no podrán entrar.

En conclusión, da gusto ver a los pajarillos pelear por el nido pero desgraciadamente no se les puede dejar, pueden convertirse en un problema y hay que tomar las medidas para que busquen otros lugares más propicios y menos peligrosos.

sábado, 23 de abril de 2011

UNA PEQUEÑA ALEGRÍA

Además de sabia, la naturaleza es bastante resistente, lo que antes era así:


A día de hoy, se ha transformado en esto:


El manzano aguantó el envite y han brotado nuevas hojas lo que hace suponer que la tierra es propicia y que puede crecer perfectamente (el único problema que veo es que le puede ocurrir lo mismo que le pasó al naranjo, que se lo lleven).

Además, pensé en su día que el siguiente árbol estaba perdido:


Pues fijaos en este pequeño brote verde (¿a qué me suena esto?, ¿será un buen presagio?):


Parece evidente que la planta no se secó, y que la savia sigue subiendo, a ver si el tiempo hace el resto.


domingo, 27 de febrero de 2011

SI SOMOS UN POCO CUIDADOSOS

Con la frase del título acabé más o menos mi entrada sobre la plantación de árboles que hicimos en Riba-roja. Después de tres semanas he encontrado los cuatro árboles que planté así (pongo las fotos en el mismo orden de aparición en mi anterior entrada):

1.- El naranjo. Efectivamente, no está, imagino que se lo habrán llevado porque no hay restos y queda un pequeño agujero.

2.- El manzano, lo han partido,

¿aguantará lo que queda?¿lo rematarán para que no sufra?


3.- El primer brachychiton. Lo han partido, la imagen habla sola.


4.- El segundo brachychiton. Tiene bastante buen aspecto.


He elegido poner la última foto del árbol grande por dar una pizca de optimismo. Pero era la última que me quedaba, no sé cuánto durará el último árbol en pie, algún día llegaré y lo encontraré destrozado.

Se puede admitir que por golpes o juegos de chavales se hayan roto algunos árboles, pero hacer algo así con premeditación evidente es algo que cuesta mucho digerir en una sociedad civilizada y medianamente educada (una buena parte de las plántulas también han desaparecido o están partidas, de momento, las casuarinas del Ayuntamieno no estaban dañadas).

martes, 8 de febrero de 2011

PLANTANDO ÁRBOLES EN RIBA-ROJA DEL TURIA

No tenía previsto acercarme a Valencia este fin de semana pero me avisaron mis vecinos de que se iba a habilitar una zona próxima a mi casa como parque y que se iba a hacer una plantación de árboles de la zona mediterránea con la ayuda de todos los vecinos por la celebración del día del árbol, que no tengo muy claro si cae en enero (como decía la carta del Ayuntamiento), febrero (el mes corriente)  marzo (según wikipedia) o en mayo (elecciones) pero da igual, excelente iniciativa, que me ha permitido hacer mi pequeña contribución ecológica a la comunidad.

El caso es que en mi terraza tenía cuatro plantas, realmente cuatro árboles y era una lástima que no se pudieran desarrollar más, uno de ellos había alcanzado casi 2 metros (ver más abajo) y con las ventoleras que hay por la zona ya se había caído dos veces (aunque la flexibilidad del tronco y ramas lo protegía de romperse).

Los árboles eran un manzano, un naranjo y dos ejemplares de brachychiton (aunque todavía no tengo muy claro qué especie). Todos los árboles los he visto crecer desde la semilla, salvo el manzano, que nació en Madrid, me lo regaló un amigo y me lo llevé a Valencia. Más adelante las fotos de los protagonistas, en la que sigue, mi vecino y yo, de jardineros. Incumplo por primera vez mi regla no escrita de no salir en mi blog.


Un espléndido día casi veraniego en pleno febrero, para sudar un poco cavando. Cavando exactamente no, el personal de jardinería del ayuntamiento había excavado en varios puntos, lo que nos facilitó la tarea a mi y a mis vecinos, que aparte de avisarme del evento me ayudaron en la faena y plantaron a su vez otros árboles para que crecieran a la vez que sus dos retoños.

Tengo que añadir que el día anterior había llamado al ayuntamiento para informarme si me dejarían plantar los árboles, no pusieron ningún problema, además me pasaron con la que debía ser responsable de información del evento. Por supuesto, al día siguiente se acercó micrófono en mano y cámara acompañante a entrevistarme, espero que me entendieran algo (os podéis reir). Una foto previa a la entrevista, periodistas al acecho, con la que vuelvo a faltar a mi norma de no salir. Toca chupar cámara, podéis ver atrás a la chica con el micrófono.

Al día siguiente verifiqué que seguían de pie los cuatro árboles y los medí, ojalá duren muchos muchos años. Una imagen general de la zona con mis cuatro árboles "en primer término", más atrás las casuarinas plantadas por el ayuntamiento:

Y los retratos para la posteridad de los cuatro árboles, el primero, el naranjo, un poco mustio quizá por la falta de tierra en el tiesto, esperemos que se recupere (tiene 74 cm):


El manzano (104 cm), no tiene prácticamente hojas, pero se recuperará y le saldrán, y también ricas manzanas, si aguanta un tiempo:


El primer brachychiton (146 cm):


El segundo brachychiton (180 cm, aproximadamente):


Dentro de unos años, si somos un poco cuidadosos, la imagen que he puesto de la campa, aparentemente vacía, estará llena de árboles.